Subscribe By RSS or Email

24 enero, 2013

[Festival de Sundance] Diario cinéfago 24/01, Inequality for all denuncia la desigualdad económica

PELÍCULAS DRAMÁTICAS

What They Don’t Talk When They Talk About Love (World Dramatic)
Escrita y dirigida por: Mouly Surya

What They Don't Talk When They Talk About Love

Sinopsis:

En un instituto de Yakarta, Indonesia, los alumnos son como en cualquier otro sitio: van a clase, persiguen sus metas artísticas, se enamoran. La más privilegiada del grupo, Diana, espera pacientemente los signos de madurez mientras su madre intenta convertirla en una chica perfecta. La bella Fitri comienza un apasionado romance con un punk que, sin que ella lo sepa, tiene problemas de audición y se hace pasar por doctor. Mientras tanto, Maya, ciega desde que nació, aspira a ser actriz. Estos estudiantes, a pesar de las barreras físicas que les separan, encuentran maneras de comunicarse, para conectar entre ellos y con el mundo exterior.

La directora indonesa Mouly Surya siempre se ha mostrado apasionada hacia las historias, los libros y el cine. Se graduó en estudios sobre medios y literatura en la Swinburne University de Melbourne, Australia. En 2008, Surya ganó el premio a Mejor Dirección en el Festival Internacional de Yakarta, gracias a su debut Fiksi, que le convirtió en una de las directoras más prometedoras de su país. Además de dirigir películas, también da clases sobre ese mismo tema en su escuela de cine local.

Recepción:

POSITIVA

Estamos ante la primera película procedente de Indonesia que concursa en el festival en toda su historia, así que tendrá que dejar el pabellón bien alto por su país. Aunque no ha obtenido una atención especial (solo se ha hecho eco de la película THR por ahora), sí que ha conseguido recibir elogios. El mayor desafío de la directora era el de hacernos ver y sentir el mundo desde la perspectiva de chicas con problemas de vista, lo que consigue con creces, haciendo que la película pase a ser algo más que una película de venturas y desventuras de adolescentes, gracias al tratamiento multisensorial que la cinta ofrece gracias a su mezcla de música, movimiento y composición cinematográfica. Esto no quiere decir que la película deje a un lado el guion, que según THR tiene historias muy interesantes, ni las interpretaciones, especialmente las que ofrecen las actrices que interpretan a Diana y Fitri. Una película que se ganará la curiosidad de más de uno solo por su nacionalidad y que se la ganará por otros medios.
There Will Come A Day (World Dramatic)
Dirigida por: Giorgo Diritti

There Will Come a Day

Sinopsis:

Una crisis personal envia a Augusta, una joven italiana, lejos de casa en busca de fe y para darle sentido a su vida. Decidida respecto a sus orígenes católicos, acompaña a una monja para ejercer de misionera en unas poblaciones indígenas brasileñas situadas junto al río Amazonas. Cada vez más desilusionada con la naturaleza jerárquica del trabajo, Augusta opta por permanecer en la ciudad portuaria de Manaus, donde se une a una comunidad de las favelas y trabaja con la familia que adopta ahí. Pero la tragedia golpea de nuevo, y se ve obligada a realizar un último viaje de autodescubrimento, en total soledad, donde pueda enfrentarse a ella misma.

Giorgo Diritti, director, guionista y montador, nació en Boloña, Italia. Su película de debut, The Wind Blows Round, pasó por más de sesenta festivales internacionales, llevándose varios premios. The Man Who Will Come, su segunda película, se estrenó en el Festival de Roma de 2009, donde ganó el Gran Premio del Jurado, el Premio del Público y un Premio Especial del Jurado.

Recepción:

NEGATIVA

Casi todo en esta película huele mal de primeras. Estamos ante un film que no ha convencido a casi nadie, que acumula tópicos tanto en sus temas (el auge del evangelismo en el Tercer Mundo, el desplazamiento de los pobres en preparación para el Mundial de fútbol de 2014 (y ahora se suman los Juegos Olímpicos de 2016), como en su desarrollo, y solo tenéis que ver la sinopsis para daros cuenta. La actriz protagonista, Jasmine Trinca, salva la película del desastre total con una buena interpretación, además de poseer una cara “digna de Boticcelli”, según Variety. También se reseña que la película destaca a nivel técnico, aunque si la materia prima (guion) no es buena, ya puedes hacer magia con la cámara, que no.

PELÍCULAS DOCUMENTALES

99%-The Occupy Wall Street Collaborative Film (U.S. Documentary)
Dirigido por: Audrey Ewell, Aaron Aites, Lucian Read, Nina Krstic

Occupy Wall Street October 1st

Sinopsis:

En 2011, casi de la noche a la mañana y gracias a la influencia de movimientos como el 15-M español, el movimiento Occupy Wall Street mostró el estado de la nación y su sociedad en ese momento ocupando la capital finaciera del país. Este documental sigue a un dispar grupo de activistas que se reunen en un parque de Manhattan que intentan construir una sociedad en la que no haya ningún tipo de estructuras que decidan por los ciudadanos. Inspirados en que el poder político y el bien económico están peligrosamente concentrados, movimientos de este tipo empiezan a surgir por todo el país, y empiezan a discutir sobre asuntos cruciales de sus propias comunidades. Después de varias confrontaciones, expulsiones y arrestos, el grupo se encuentra en una encrucijada. ¿Qué será lo siguiente?

Audrey Ewell y Aaron Aites han trabajado juntos anteriormente en un documental, Until The Light Takes Us, también sobre un movimiento popular, en este caso el Black Metal noruego. Lucian Read es productora de noticias, fotoperiodista y directora de fotografía, cuyo trabajo (alguno ganador del Emmy), suele aparecer en Dan Rather Reports. Nina Krstic estudió el efecto de los nuevos medios en la Universidad de Nueva York, y dirigió un corto documental titulado Grannies Against the War.

Recepción:

MEDIOCRE

La palabra collaborative no está en el título de este film por causalidad. Estamos ante una película hecha principalmente mediante crowfunding, esa técnica de conseguir financiación para una película que está de moda últimamente. Dicho esto, queda claro que el contenido de este documental no tendrá una finalidad más allá de la de reivindicar el movimiento y analizar las causas por las que crece. El entusiasmo es dispar entre los medios, pues lo hay que dicen que es un trabajo fresco y envolvente y otros que opinan que está muy cargado de material, que incluso podrían hacerse documentales sobre algunas de las cosas que recoge de pasada. Aún así, lo que no se puede dudar es que el trabajo está hecho con pasión y energía, pero su principal lastre es que ya se han hecho documentales, y mejores, sobre este tema.

American Promise (U.S. Documentary)
Dirigido por: Joe Brewster & Michèle Stephenson

American Promise

Sinopsis:

En 1999, los directores Joe Brewster y Michèle Stephenson empezaron a filmar a su hijo de cinco años, Idris, y su mejor amigo, Seun, cuando entran al jardín de infancia de la prestigiosa Dalton School, justo cuando esta institución privada empieza a diversificar su plantilla de estudiantes. Las cámaras siguieron rodando a los chavales y sus familias durante doce años, durante los cuales los caminos de Idris y Seun se fueron separando, ya que uno siguió en centros privados, mientras que el otro prefirió elegir el sistema de educación pública.

Joe Brewster y Michèle Stephenson estrenaron su primera película, The Keeper, en la edición de 1996 de Sundance, y ese año rascó una nominación a los Independent Spirit Awards. Brewster es un psiquiatra formado en Harvard y Stephenson está graduada en leyes por la Universidad de Columbia. Ambos fundaron la productora Rada Film Group, para crear documentales sobre las complejidades de la sociedad multicultural americana. Su nueva película es un experimento que intenta cojugar el reto de seguir haciendo documentales comprometidos y a la vez formar una familia.

Recepción:

POSITIVA

El trabajo que han dedicado esta pareja de cineastas a esta película normalmente suele dar sus frutos con el éxito crítico y del público. Estamos ante una de esas emotivas historias épicas de amistad y sueños cumplidos, que puede caer en el derroche emocional  efectista, pero sus creadores son suficientemente inteligentes, dándose cuenta de que esto no es simplemente una grabación casera hecha cine, sino un estudio del llamado sueño americano en primera persona. Variety añade que puede que la película no sea tan dramática y reveladora como su influencia más cercana, Hoop Dreams, pero sigue siendo un viaje fascinante.

Inequality for all (U.S. Documentary)
Dirigido por: Jacob Kornbluth

Inequality for all

Sinopsis:

En artículos, libros y años de discusiones, el ex-secretario de Trabajo estadounidense en el gobierno de Bill Clinton y actual profesor en la Universidad de BErkeley, Robert Reich, ha defendido apasionadamente que la creciente desigualdad de ingresos representa una de las mayores amenazas para la economía y la democracia estadounidenses.

El director Jacob Kornbulth ha estado anteriormente en Sundance presentando Haiku Tunnel, en 2001, y The Best Thief in the World, que compitió en la categoría dramática en 2004. Kornbluth ha sido un fiel miembro del Sundance Directors Lab y el Sundance Screenwriters Lab, y también fue finalista del Sundance Institute/NHK International Filmmaker Award. Creó junto a Robert Reich una exitosa web-serie para moveon.org y The Nation, que fue la génesis de esta película, Inequality for all.

Recepción:

POSITIVA

Pese a que Sheri Linden comente para The Hollywood Reporter que las argumentaciones de Robert Reich pueden ser algo contradictorias porque comprometen las políticas que tomaron las legislaturas en las que él colaboró (Ford, Carter y Clinton) y lo poco que pudo hacer desde dentro como Secretario de Trabajo (con Clinton), la mayoría apuntan que Reich “sigue haciendo las preguntas oportunas” y que el documental, con algunas de sus charlas como principal hilo de desarrollo, son entretenidas y reveladoras. Como alterador de conciencias parece que Inequality for all funciona muy bien, y los críticos señalan la capacidad de la película por crear un debate demasiado desconocido, con lo que apuestan por este documental como uno de los documentales de Sundance más importantes desde la perspectiva política y social estadounidense. Un último apunte. Daniel Feinberg para HitFix apunta que es como ‘Una verdad incómoda’ pero más entretenido en TODOS los sentidos. Buena señal.

Gideon’s Army (U.S. Documentary)
Dirigido por: Dawn Porter

Gideon's Army

Sinopsis:

En 1963, la decisión de la Corte Suprema en el caso Gideon vs. Wainwright supuso un punto de inflexión en la Justicia norteamericana en tanto que garantizaba a todos los acusados que podían ser encarcelados el derecho a un abogado. Ahora, cada año, millones de americanos se enfrentan a juicios delegando sus posibilidades de defensa a poco más de 15,000 abogados públicos, y el sistema judicial pende de un hilo. Gideon’s Army enfrenta a esta crisis de frente, siguiendo la pista de un grupo de jóvenes abogados sureños empeñados en proteger la santidad de la libertas humana.

Además de dirigir y producir Gideon’s Army, Dawn Porter ha trabajado en proyectos narrativos como productora ejecutiva. Entre estos títulos encontramos Serious Moonlight, presentada en 2009 en el Tribeca Film Festival, y la película para la cadena Showtime The Green. Con anterioridad fue directora del departamento de principios y ética en ABC News y en A&E. Porter se graduó por la Swarthmore College y el Law Center de la Universidad de Georgetown. Fue abogada de ABC Television antes de empezar su carrera cinematográfica.

Recepción:

POSITIVA

Valoración generalmente positiva para este debut en la dirección de Dawn Porter. Como otros tantos documentales de los que se han presentado en Sundance en los últimos años, Gideon’s Army parece reflejar de manera clara y eficaz la verdadera cara de las trincheras legales estadounidenses, la que descarta los estereotipos que colocan a los abogados públicos como ineptos y vagos. En ese sentido parece que Gideon’s Army saca un notable, sobre todo poniendo cara a tres de los luchadores de la contienda legal norteamericana y que además forman parte de las minorías del país. Gideon’s Army no alcanza los grandes adjetivos que sí se han llevado otros documentales en esta edición de Sundance, pero todos los colocan como un recordatorio más de uno de los problemas sociales más importantes en USA. Además, y según dice en The Hollywood Reporter Duane Byrge, “el desconocido heroísmo de estos tres guerreros de las trincheras legales es apropiadamente provocativo”. Dicho quede.

Sobre el autor, Paco Silva Martínez

Estudio Periodismo en la Universidad de Murcia. Soy un apasionado del arte y un kúbrico cerrado. Me considero un tipo muy peculiar y tengo mis roces con la especie humana, aunque no me queda otra que seguir conviviendo con ella para sobrevivir. Pagué por ver Airbender (pero me arrepiento ¿eh?).